15.11.14

Trilogía marciana

Escrito por Abigail Calzada

“La belleza es poder y elegancia, la acción correcta, la forma ajustándose a la función, inteligencia y racionalidad. Y en muchas ocasiones expresada en curvas”. Marte Rojo.

Para esta entrada me he propuesto dar a conocer una de las mejores trilogías que ha dado la ciencia ficción. Trilogía Marciana, de Kim Stanley Robinson compuesta por tres libros: Marte Rojo (ganadora de los premio BSFA 1992 y Nebula 1993 y nominada para los premios Hugo, Clarke y Locus 1993), Marte Verde (Premio Hugo y Locus 1994 y nominada para BSFA 1993 y Nebula 1994) y Marte Azul (ganadora de los premios Hugo y Locus 1997 y nominada para los premios BSFA 1996 y Campbell y Clarke 1997). En España están disponibles en la editorial Minotauro.

"Trilogía marciana" de Kim Stanley Robinson
Estos tres libros relatan los esfuerzos de Los Primeros Cien, un grupo de personas de diversas nacionalidades que parten de la Tierra hacia Marte con la intención de establecer asentamientos permanentes en el planeta. Es una novela coral, relatada primero desde el punto de vista de los miembros más notables de los Primeros Cien, para después incluir en las siguientes novelas los puntos de vista de marcianos, es decir, humanos nacidos ya en el planeta rojo.

Terraformación: proceso por el cual el ser humano transforma deliberadamente un planeta no habitable en un planeta habitable, es decir, para recrear las condiciones óptimas para la vida terrestre.

Cada libro puede decirse que se centra en una de las etapas del proceso de colonización y establecimiento permanente. La trilogía arranca en un futuro no tan lejano, 2026, con el viaje a bordo del Ares de los Primeros Cien. El libro describe con gran detalle la nave interplanetaria, las situaciones en las que se ven inmersos estos colonos durante el viaje, durante la construcción del primer asentamiento así como las situaciones psicológicas y personales de los protagonistas. Quizás la parte más interesante de estos libros sean los debates que tienen lugar sobre terraformación marciana, ecología, los sistemas económico y político a adoptar en el nuevo planeta y las relaciones Marte-Tierra. Mientras la Tierra empieza a ser controlada mayormente por corporaciones transnacionales, en Marte las relaciones con las Naciones Unidas se tensan y se prepara una revolución reclamando la independencia de la Tierra y un nuevo sistema social.

Estas son novelas complejas, con muchos personajes con personalidades y opiniones muy dispares entre sí pero que ayuda a comprender la complejidad de las situaciones a las que se enfrentan.

“Somos científicos del siglo veintiuno en Marte, sin embargo al mismo tiempo vivimos en un sistema social del siglo diecinueve basado en ideologías del siglo diecisiete. Es absurdo, es de locos, es…, es… […] ¡No es científico! Así que entre las muchas cosas que transformaremos en Marte, nuestra realidad social debería estar entre ellas. No sólo debemos terraformar Marte, también a nosotros mismos” Marte Rojo.

“No puedes tener un movimiento mayor de cinco personas sin incluir al menos a un jodido idiota” Marte Verde.

“La economía era como la psicología, una pseudociencia tratando de ocultar ese hecho con una intensa hiperelaboración teórica. Y el Producto Interior Bruto fue uno de esos conceptos de medición desafortunados, como las pulgadas o la unidad térmica británica, debería haberse retirado hace mucho tiempo.” Marte Azul.

El hecho de que el componente político se alce sobre la pura acción hace que esta trilogía sobresalga sobre otros libros del género. Desde el primer libro los personajes especulan y discuten sobre el sistema económico y de gobierno ideal para el planeta. En Marte Verde y Marte Azul se observa la deriva de la trama dejando (parcialmente) a un lado la parte más científica y tecnológica para centrarse en el proceso de creación de un sistema económico y social que se adapte a la realidad marciana. Personalmente estos tres libros son, de lejos, los mejores libros de ciencia ficción que he leído. Por una parte por lo elaborado de sus personajes y las fantásticas y detalladas descripciones del paisaje y la geología marciana. Pero mucho más porque nos abre la mente a cuestionarnos el actual orden político y económico y su deriva en el futuro. Sin embargo este hecho que me cautiva es, con toda probabilidad, también la causa de que esta trilogía no sea tan reconocida. Estos no son libros de acción a bordo de naves espaciales, aquí se habla de crear un nuevo sistema social.