12.10.15

El camino de Santiago - Una caminata entre Oviedo y Santiago de Compostela

MANUEL MENENDEZ MIRANDA
Esta es la crónica de un viaje, un viaje interior y exterior, una caminata entre Oviedo y Santiago de Compostela por el  llamado Camino Primitivo, precioso y duro a la vez, muchas horas en solitario, mucho tiempo para pensar mientras el cuerpo afronta el desafío físico, y de esos pensamientos, de esas ideas, de esas ocurrencias que iban llegando a lo largo del camino, surgió esta especie de diario, un desahogo escrito cada noche tumbado en la cama del lugar a donde mis piernas me hubieran conseguido llevar aquel día y que fui publicando en mi muro de Facebook, primero tímidamente, con apenas unas palabras y luego cada vez mas extenso, con mas cosas que sacar de dentro. Además, cada día incluí una cita musical, una canción que para mí resumiera o tuviera relación con como había sido la jornada. Al fin y al cabo, toda  la vida es música y la música sueños son.


Día 1, Oviedo- El Escamplero, 12 km de "calentamiento", un poco aburrido salir d Oviedo, precioso el Camino a partir de ahí, excepto los tramos por la nacional y un tanto rompe piernas el final en El Escamplero, todo ello con fuerte viento, así q la canción d esta noche tiene q ir d eso, soy viejo pero sigo luchando contra el viento...a ver si puedo con la ciclogénesis!!

Día 2, El Escamplero-Cornellana, 26 km preciosos en su mayoría, aunque bajo la lluvia, la mayor parte del tiempo, y menos mal q la ciclogénesis parece que llega ahora, d todas formas d nada vale maldecir a la fortuna, verdad? Veremos mañana...
"O Fortuna" -Cármina Burana.

Día 3, Cornellana-Tineo 36 km, uno detrás d otro, con ventarrón, con lluvia, con sol y lluvia, con viento, con huracán, con huracán y lluvia, con barro, mucho barro....y con lluvia…y no se que extraña asociación de ideas me hizo despertar una neurona dormida desde los 70, pero desde las cuestas de La Espina llevo con este soniquete en la cabeza, yo tampoco m lo explico...eso si, el ritmo para el bastón es bueno:
Marie Myriam- L'oiseauet l'enfant

Día 4, Tineo- Pola d Allande, otros 30 km...con lluvia...y con sol...y con viento frío...y con preciosos caminos por los bosques y desoladoras caminatas por las carretera, en fin, que llegando a La Allandesa y siendo recibido por un pote asturiano como Dios manda, el balance tiene que ser muy positivo finalmente. E inspirado en la tremenda indefinición de la jornada de hoy, otro temazo setentero que empieza de una manera, sigue de otra, acaba de distinta...una gozada, con Pete Townshend en estado casi místico:
The who - Baba O'Riley

Día 5, Pola de Allande- La Mesa 23 km. Hoy estaba preparado para lo peor, m habían descrito de forma tan tremenda el puerto del Palo, q m parecía oler a napalm al desayunar, "el horror, ah, el horror"...y como suele ocurrir, preparándote para lo mejor te encuentras lo mejor, ríos, cascadas, bosques, lugares mágicos a cada paso, agua, piedra y madera, el Paraíso cuesta arriba, eso si. Así q esta noche, en lugar de la cabalgata de las walkyrias, ahí va la música q m martilleaba la cabeza mientras hacia el indio:
El último mohicano

Día 6, La Mesa-Castro, 28 km....difícil de explicar, supongo que algún día de estos tenía q haber, pero tras una horrible noche en blanco en un cochambroso albergue, caminar hoy era una tortura, la enorme y castigadora bajada hasta el embalse de Grandas un infierno y la subida posterior, el octavo círculo d Dante, resumiendo pájara monumental y diablillos susurrándote al oído q coger un taxi o hacer dedo es sólo un segundo, que nadie se va a enterar, que total por 5 km. de nada...gracias a Boss q durante buena parte del día, Bruce me fue repitiendo machaconamente NO SURRENDER!!!! Veremos mañana....
Bruce Springsteen - No Surrender

Día 7, Castro- Fonsagrada 21 km. Bueno, pues fuese porque la etapa era más corta, fuese porque el Camino es como la vida y hay días y días, fuese por la mantequilla y miel caseras del desayuno, lo cierto es q hoy un día maravilloso, buen ritmo, buenas vistas y sobre todo, sentir que, aunque por momentos duela todo, las fuerzas q ayer se habían tomado el día libre hoy habían vuelto. Así que para esta noche, con un punto de chulería y, si pudiera, d desmelene..."ahí voy otra vez...como un vagabundo nací para caminar sólo..."
Whitesnake - Here I goagain

Día 8, Fonsagrada- O´ Cádabo 28 km.( vale, eran 26 pero camine un rato junto a un parisino y a mi hablar d París m pierde...en este caso literalmente.
Pues después d tantos días, es curioso como las distintas partes del cuerpo van despertando al iniciar la ruta. Primero, los dedos de los pies gritan, "no, otra vez no!!", luego los gemelos empiezan a comportarse como trillizos o cuatrillizos caprichosos, luego las rodillas se celan porque estás siempre pendiente de los gemelos, y a ellas ni caso, las lumbares gritan que ellas llevan cargando la mochila una semana y nadie se lo agradece…y en medio de este caos, el cerebro sigue con germánica obstinación con su cantinela: “izquierda, derecha, izquierda, derecha…”. Por lo demás, precioso paseo entre bosques, nada de carretera y solo una subida infernal, pero cortita, y por encima de todo, un sol radiante, que hace tan maravilloso caminar a la sombra, en resumidas cuentas, un día estupendo para recordar este himno…
The Beatles - HereComes The Sun

Día 9, O´ Cádabo- Lugo, 33 km salieron hoy.... Bueno, para empezar, por si alguien se quedó preocupado ayer por la rebelión de mis partes locomotoras, decir que hoy empezamos igual, incluso con un intento de paro promovido por el gemelo derecho, el mas reivindicativo, pero en fin, después d dura negociación han aceptado el descanso de sábado tarde y domingo, y un plus por objetivos consistente en masaje, SPA...por ahora la situación parece controlada. Sobre la ruta...esta fue mi última etapa en solitario, a partir de mañana caminaré acompañado con mi pareja…y como para despedir esta primera experiencia de marcha en solitario, hoy fue sin duda el día en que menos gente encontré, ni peregrinos, ni en los pueblos, por las carreteras secundarias, me sentía como en Walking Dead, aunque en este caso el Caminante era yo,…y la canción…apenas empecé a caminar al amanecer, las primeras gotas de lluvia vinieron a saludarme, muy suaves, como susurrando que porqué le dedicaba una canción al sol, para dos días que salía, cuando ella me había acompañado durante buena parte del viaje, luego el susurro pasó a orbayu, y el orbayu a lluvia fina durante un par de horas…y la verdad es que al César lo que es del César, y a la diosa de la lluvia lo que es de ella, no es de ley poner banda sonora a este Camino sin dedicarle al menos un tema. Opciones hay muchas, pero uno tiene sus debilidades, y la Creedence es una de ellas, y este temazo aún mas…
Creedence ClearwaterRevival - Who'll stop the rain

Día 10, Lugo- Ponte Ferreira 26 km....pues poco que decir, bonita sin ser maravillosa, larga sin ser infernal, cada vez más cerca del destino, buenos encuentros en la etapa....pero hoy tengo que hablar de lo q queda atrás, rendir un homenaje a lo que se ha quedado en el Camino.

Hoy, en Lugo se han quedado atrás mis viejas compañeras, mis leales amigas, mis camaradas de tantas rutas, mis botas de montaña, ya semiretiradas últimamente tras tantos años y tras tanto km, tanto barro, tanta piedra...pero quise que vinieran conmigo en este viaje de despedida y así lo hicieron, pese a que sabían que era el último. Ya a la altura de Tineo, empezaron a sufrir, pero les pedí que aguantaran hasta Lugo, y leales como siempre, así lo hicieron. La izquierda, las de los cordones mordisqueados por una Nala cachorra, se fue sintiendo desgarrar paso a paso, pero hasta la muralla de Lugo aguantó como su hermana, como dos guerreras espartanas. Ni una gota de agua me entró jamás, pese a haber cruzado arroyos, charcos, barro…Hoy reposan en la antigua ciudad romana, su última morada les permitirá vislumbrar la estatua de Augusto y la catedral, y hoy quiero dedicarles un homenaje con esta canción, porque está claro que estas botas si que fueron para caminar….
Nancy Sinatra - TheseBoots are made for Walking

Día 11, Ponte Ferreira - Ribadiso, 32 km., última etapa maratoniana, preciosos parajes, pero larga, larga, larga. Se acerca el final de esta pequeña aventura, paso a paso, escalón a escalón y aún seguimos subidos en la escalera. Mucha gente a la q conocí por el Camino no ha llegado hasta aquí, ha tenido que renunciar, o viene por detrás, una o dos o tres etapas, haciendo días d descanso, a ver si los pies curan, si las tendinitis desaparecen, si los esguinces sanan. Y ante muchos de estos compañeros tengo que quitarme el sombrero, gente que ves llegar quitarme el sombrero, gente q ves llegar ya cerca d la noche, con chanclas porque no aguantan las botas, arrastrando los pies, con lágrimas en los ojos...y al día siguiente salen los primeros, pq van más lentos, pero aún tienen el coraje de seguir luchando...en fin, tengan q abandonar, en el escalón q sea, o sigan subiendo escalon a escalón, a rastras a veces, esta escalera, todo mi respeto y admiración por ese coraje, si otros podemos llegar a lo alto va a ser más cuestión d suerte q d otra cosa, no d valor o d capacidad d sufrimiento. Esta canción, q m rondaba cuando subía aquellos terribles puertos d Asturias va por ellos...y por los q intentaremos seguir ya cerca de la noche, con chanclas porqué no aguantan las botas, arrastrando los pies, con lágrimas en los ojos… y al día siguiente salen los primeros, porque van mas lentos, pero aún tienen el coraje de seguir luchando…en fin, , tengan que abandonar, en el escalón que sea, o sigan subiendo peldaño a peldaño, a rastras a veces, esta escalera, todo mi admiración y respeto por ese coraje, si otros podemos llegar a lo mas alto, va a ser mas cuestión de suerte que de otra cosa, no de valor o de capacidad de sufrimiento. Esta canción, que me rondaba cuando subía aquellos terribles puertos de Asturias, va por ellos…y por los que intentaremos seguir:
Led Zeppelin - StairwayTo Heaven

Día 12, Ribadiso - Pedrouzo 23 km. Penúltima etapa, ya a poco más d 20 km d Santiago, oliendo ya la meta...y q largo se hace, aunque los paisajes hayan sido guapos y el perfil bastante plano, los pies cada vez entienden menos d bellezas y desniveles, sólo de ducha y masaje. En fin, aunque sea a la pata coja, o a las dos patas cojas, el final está ahí y habrá q llegar. Lo curioso de la etapa es q desde Melide, hace etapa y media, se juntó mi camino, el Primitivo, con el Francés y el del Norte, y esto se convirtió en una romería, caminas siempre acompañado por una riada de gente, de bicis, de caballos…Echo de menos, la verdad, a aquellos peregrinos que compartieron conmigo el Camino hasta aquí, a los que primero reconocías por el perfil, luego la nacionalidad, luego a muchos , los mas sociables, por el nombre, y a los mas solitarios por el apodo que les ponías en tu cabeza: “El Chino, Iron Man, Pierre Nodoyuna, Gran Torino, El Peregrino Siniestro…”en fin, hoy me he encontrado con unos cuantos parapetados tras su cerveza y ha sido una gran alegría. Por cierto, si algunos no sabéis reconocer a los peregrinos cuando dejan sus mochilas es muy sencillo: Suelen esconderse detrás de inmensas jarras de cerveza, usan siempre chanclas, y gracias a ellas, ofrecen el espectáculo de todo tipo de vendajes, esparadrapos, gasas…en caso de duda, solo hay que esperar a que se levanten: si exhalan un gemido y se bambolean como pingüinos escocidos, no cabe duda, estás ante un peregrino que probablemente se dirija a la farmacia, donde les gusta también juntarse en grandes manadas,…en fin, que ellos y yo, el mas pingüino y el mas escocido de todos, vamos a dormir hoy muy cerca del destino final, y sentimos, o al menos yo lo siento, que después de tanto esfuerzo estoy ya tocando las puertas del Cielo…
Guns n' Roses -knocking on heaven's door
Día 13, Pedrouzo - Santiago. 20 km. Pues, que os voy a decir, lo hicimos en poco mas de cuatro horas, hoy parecía q nada dolía ya, q las botas tenían alas y las mochilas flotaban. Así q una vez llegado al objetivo, saludado Santiago y guardada la Compostela, 13 días y un montón de km después, es el momento de agradecer... agradecer a esa señora q te da una fruta en la puerta de su casa a mitad de jornada, al hospedero que se empeña en hacerte un bocadillo, a la que te lava y seca la ropa gratuitamente mientras duermes un poco, a los compañeros peregrinos, que en los momentos malos caminaban un poco contigo, te daban unas palabras de aliento, o simplemente una sonrisa y un pulgar alzado…pero sobre todo gracias a vosotros, a los que me mandasteis wasaps, o alguna llamada, a los que aguantasteis este desahogo diario y pusisteis un me gusta, o un comentario, de ánimo o para sonreír que tanto da, o a los que simplemente un día, escuchasteis la canción que lo acompañaba y os gustó. Todo ese ánimo, toda esa fuerza, todos esos “me gusta” se transformaban en los malos momentos en un empuje, en una mano en la espalda, en esta canción de Tom Waits: “Tienes que aguantar, toma mi mano, estoy aquí mismo, tienes que aguantar…” ¡GRACIAS! Tom Waits - Hold On